Buscar el siguiente contenido...

Milagrosa Mbana, fundadora de la feria

“Con el Black Market te das cuenta de que en nuestro país hay mucho talento”

Milagrosa Mbana

El Black Market, la feria económica que busca sacar a la luz el talento oculto de los ciudadanos ecuatoguineanos, va camino de celebrar la tercera edición, consolidándose así como un escaparate imprescindible del emprendimiento y la creatividad del país.

Photo Credit: GE Emprende

P. El concepto de Black Market es nuevo para la sociedad ecuatoguineana. ¿Puede definirlo?

R. Es como una pantalla que publicita desde el negocio más pequeño hasta el más grande. En el Black Market te das cuenta de que en Guinea hay mucho talento. Lo que ocurre es que muchos no saben cómo mostrarlo y cómo darse a conocer.

P. ¿Cómo surge la idea de organizar este tipo de eventos en Malabo?

R. Había estado en varias ferias de este tipo en Madrid, Nigeria y Camerún y pensé “si otros países lo hacen ¿por qué no nosotros?” Aquí hay muchos emprendedores, diseñadores… Lo trabajé bastante, porque el público ecuatoguineano no es fácil, pero cuando quieres hacer algo hay que atreverse. Así que me lancé. La primera edición tuvo su impacto, pero la segunda fue ya un éxito total y rotundo.

P. ¿Cómo ayuda el Black Market al emprendimiento ecuatoguineano?

R. El enfoque es éste: que los pequeños emprendedores se den a conocer y que los diseñadores ocultos salgan de la oscuridad. Porque Black Market no solamente es vender materiales. Consiste en vender de todo, incluyendo publicidad de todo tipo. En esta edición, por ejemplo, tuvimos a Bange que vino a publicitar todas las ofertas que tiene y todo lo que propone a la población a nivel bancario. También tuvimos a Muni, que acudieron a promocionar sus paquetes, pero que además nos han dado mucha cobertura y apoyo, porque en eventos pequeños es importante que las empresas fuertes te proporcionen respaldo.

P. ¿Cuáles son los estándares que debe cumplir un emprendedor para participar en el evento?

R. Estándares exactos, no tenemos. Si quieres participar para dar a conocer tu producto o tu material o hacer publicidad de lo que eres o tienes, puedes formar parte. El único límite que existe es el cupo, porque en esta tercera edición tenemos una sobrecarga impresionante. Si tienes un comercio ambulante en casa y este día quieres acercarte al Black Market, sólo tienes que decirnos qué productos vas a vender, pagar, exigir, respetar las normas que nosotros exigimos y ya está. Si tienes espacio, te metes. Black Market no es sólo para emprendedores. Es para todo aquél que quiera participar vendiendo sus productos, tengan el origen que tengan: ya sean de segunda mano, artesanales…

P. ¿Qué resultados ha tenido el Balck Market desde su inauguración hace dos ediciones?

R. Cuando una joven tiene una tienda en Elá-Nguema que no conoce nadie, con unas ventas mensuales de 200.000, y en un par de horas hace 700.000, eso es impactante. Este es el impacto que hemos tenido con la gente. En la segunda edición, por ejemplo, hemos puesto casetas de dos tipos: las más grandes, que costaban 100.000, y las pequeñas, que eran de 50.000. Hemos tenido participantes de casetas de 50.000 a los que les ha ido tan bien, que, para la siguiente edición, quieren tener una caseta grande. Lo importante de Black Market no es sólo vender el artículo o hacer dinero, es conseguir que la gente te busque pasado el evento. “¡Porque yo te vi en Black Market!” “Porque yo compré un producto en Black Market y quiero encontrar la tienda” “Porque he estado buscando algo en toda la ciudad y no sabía que había y a través de Black Market lo he encontrado”.

“Lo importante de esta feria no es sólo vender el artículo o hacer dinero, es conseguir que la gente te busque pasado el evento”

Milagrosa Mbana

P. Ha hablado de 2 clases de casetas. ¿Cuáles son las condiciones mínimas para acceder a una u otra clase?

R. Ninguna. Es la capacidad económica que tenga cada uno. Si un participante puede pagar una caseta a 100.000 para poder meter sus artículos y sentirse cómodo en ella, adelante… Hay muchos que no quisieron lanzarse porque no estaban seguros de si les iba a funcionar, de si iban a tener ventas, de si iban a superar la inversión realizada en la caseta… El único estándar y la única exigencia, es llegar a tiempo. Como te decía antes, tenemos participantes que no son empresarios ni comerciantes. A lo mejor tienen ropa de segunda mano que no quieren, pagan su caseta, exponen ahí y hacen su dinero. En más de una ocasión hemos cedido nuestro propio espacio a participantes que han llegado tarde, pero que han querido estar ahí.

P. ¿Cuál es el negocio que más éxito ha tenido en el Black Market?

R. En las dos ediciones celebradas hasta ahora hemos contado con una diseñadora que es un auténtico boom. Se llama Constancia Mangue y su marca es Mangue Design. Empezó haciendo cosas con material reciclado por hobby, pero la gente la ha ido conociendo a través de las redes sociales y, cuando se anunció su presencia en la primera edición, hubo un gran revuelo porque el público por fin podía conocerla en persona y ver los productos. Es una de las marcas que más ingresos tiene en Black Market. Otra enseña que también ha tenido mucho éxito es Chop Di Waka, que participó en la segunda edición. Además, hemos tenido casetas interesantes para niños, porque queremos atrapar todo tipo de público. Un ejemplo es Edúcate, del colegio María Cano, donde los profesores hacían manualidades con los niños. Y por supuesto, hay que destacar a Dulces Marta, que es el patrocinador oficial.

P. ¿Dónde ve el Black Market de aquí a 10 años?

R. Estoy convencida de que para dentro de diez años ya será un boom. Aunque creo que no tendremos que esperar tanto tiempo: a la quinta o sexta edición seremos más que un boom. Tengo una propuesta desde Nigeria donde quieren que participemos en una feria africana que están organizando para 2020. También me han pedido en Abudja que seleccione a tres de los diseñadores de Black Market para representar a Guinea Ecuatorial… Si estas iniciativas se llevan a cabo y cuentan con nosotros a nivel internacional, ya andará solo.

“Black Market no es sólo para emprendedores. Es para todo aquél que quiera participar para vender sus productos, aunque no sea un comerciante”

Milagrosa Mbana

P. ¿Ha barajado la idea de impulsar los contactos entre emprendedores nacionales con inversores internacionales?

R. Sí. Tenemos a empresas y diseñadores internacionales que quieren venir a cooperar con nosotros. Varios profesionales de Nigeria y una diseñadora togolesa lo plantearon durante la segunda edición y creo que para la tercera participarán. En España también tenemos algunos comercios pequeños que quieren darse a conocer en África.

P.  ¿Qué objetivos tiene para la tercera edición?

R. En la primera edición, tuvimos 24 casetas; en la segunda, 37, y esta vez pretendemos rondar las 40. Vamos a intentar introducir pymes distintas. Habrá nuevos participantes junto a los participantes antiguos que siempre han estado con nosotros. Para la siguiente edición contemplamos hacerlo a partir del mes de Octubre porque el clima empieza a ser más favorable y lo bonito del Black Market es hacerlo al aire libre. En esta nueva edición habrá también actuaciones de artistas ecuatoguineanos para que a su vez se den a conocer y tenemos previsto incluir colegios.

P. ¿Qué mensaje les daría a los emprendedores que no se atreven a lanzarse?

R. Yo haría un llamamiento a los ecuatoguineanos en general y no sólo a los emprendedores. Conocemos a chicas que elaboran productos cosméticos con agua y azúcar y los convierten en un exfoliante. Y después mezclan esto con lo otro y lo convierten en jabón. Pero, como son cosas que hacen en sus casas durante su tiempo libre, tal y como su abuela se lo enseñó, no le dan importancia. Y si lo quieren vender, lo hacen a nivel vecinal y no salen de ahí. No se sienten emprendedoras porque no tienen un negocio fijo. Es precisamente a ese tipo de personas a las que nosotros buscamos, porque defendemos que cuando haces algo, eres alguien. Nosotros buscamos talento. Desde el momento en el que eres talento en casa, eres un talento escondido. Lo que queremos es que esta chica que hace jabones en casa, después del Black Market, tenga un contrato con los supermercados. Queremos atraer a esta gente que hace maravillas desde su casa: artistas, creadores, artesan os… Se sientan o no emprendedores. Black Market te puede lucir, pero hay otro catador que te puede ver y darte una oportunidad.

Etiquetas:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *